Industriales potosinos reportaron que, de momento, no se han registrado problemas de retrasos o falta de entrega de mercancías o materias primas con proveedores de los estados que sufren desabasto de gasolina.

Raúl Martínez Jiménez, presidente en San Luis Potosí de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), expresó que “afortunadamente, el desabasto no es en el Diésel, sino en las gasolinas Magna y Premium, por lo que no ha habido retrasos en la entrega ni de materias primas ni de producto terminado”.

A su vez, el presidente de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial (UUZI), Ricardo Pérez Castillo, reportó que en el sector productivo están “sin problemas hasta el momento; la proveeduría funciona de manera correcta, así como la salida de la producción”.

En el ámbito nacional, aunque los empresarios han externado su apoyo a la lucha del Gobierno de la República contra el robo de combustible o huachicoleo, también es cierto que existe preocupación por lo que un desabasto prolongado pudiera generar.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), máximo órgano de representación de la Iniciativa Privada mexicana, advirtió de un riesgo de “parálisis de la planta productiva y del transporte de carga”, si Petróleos Mexicanos no aplica un plan de emergencia eficiente para resolver el desabasto en los estados afectados.