Con una bolsa de 220 millones de pesos se puso en marcha la segunda etapa del Programa Impulso Económico y Fomento al Empleo para apoyar a micro, pequeñas y medianas empresas encadenadas a los sectores alimentario, automotriz y metalmecánico.

“Con este programa se ofrecerán financiamientos de hasta 5 millones de pesos, a través de la banca comercial, en condiciones preferentes y sin garantía para aquellos financiamientos menores a 5 millones de pesos”, expuso el gobernador Juan Manuel Carreras López.

Este respaldo crediticio permitirá fortalecer los programas de financiamiento existentes del gobierno del estado a favor de los emprendedores, a fin de soportar el crecimiento económico en los 58 municipios de la entidad, manifestó el mandatario en la reunión del Consejo Consultivo de Nacional Financiera en la entidad.

Dijo que el programa será ofrecido, mediante la ventanilla del Sistema de Financiamiento para el Desarrollo (Sifide), en coordinación con Nacional Financiera y la Secretaría de Economía del gobierno estatal.

En la reunión, Elena Gaviño Barroso, representante estatal de Nacional Financiera en San Luis Potosí, informó que los resultados del presente año han permitido la colocación de créditos y garantías por un monto de 4 mil 576 millones de pesos que han beneficiado a 16 mil 097 empresas.

Por esa colocación, San Luis Potosí se ubica en el 13 lugar a nivel nacional, agregó y comentó que los sectores atendidos en lo que va de 2018 son el industrial con mil 916 millones de pesos, el comercio con mil 549 millones de pesos, y los servicios con mil 110 millones de pesos.

Y los apoyos realizados son a favor de los programas sectoriales como Mujeres Empresarias, Crédito Joven, Construcción y Ven a Comer. En los tres años de la administración del mandatario Carreras López, al Crédito Joven se han canalizado 96 millones de pesos, Mujeres Empresariales han recibido 296 millones de pesos, y 32 millones de pesos a Ven a Comer.